— Inexperta, soy inexperta…

— Es curioso que lo que más te preocupe es lo experta que puedas ser

— Porque es importante estar a la altura

— Pero lo que te voy a pedir no es experiencia si no la tienes, es un sentimiento

— No lo entiendes

— Si que lo entiendo. Estás preocupada por si no me gustas, estás preocupada porque no vas a saber qué hacer, por cómo arrodillarte, por cómo vestir, por cómo seducir, hasta por cómo obedecer. Estás preocupada porque sientes que con lo poco que hemos hablado te puedes volcar en darme cosas que deseas dar con todas tus fuerzas y no sabes van a ser entendidas, si van a ser usadas, si vas a ser potenciada en cada gesto o vas a decepcionar, y esto sería un mazazo para tu carácter perfeccionista y atenta

— Bueno… si que es algo así

— Cierra los ojos

— Vale…

— Esto es lo que pido… confianza… ciega… que puedas sentir tu piel cuando yo deseo que estés desnuda, con o sin ropa… Que te quedes quieta esperando. Sin saber si voy a hacer algo sin importarme que estamos en un café… Es ese gesto cuando paso mis dedos por tu cuello…

Es ese amor que desprendes, hacia ti y hacia mi cuando dejas que te suelte el pelo y que lo agarre sin pedir permiso. Es que te de igual si tiro fuerto o sólo marco que en algún momento sentirás qué se siente cuando tire de ese pelo fuerte para llamar tu atención, para indicar qué voy a hacer contigo…

— Joder!!!

— Impresionada por lo que se puede sentir…

— Más bien decidida a dar mil pasos más. Si se siente esto en un café…

— ¿Excitada?

— Mucho

— Me gusta saber que la puta sale, que las bragas se mojan… que la dulzura que transmites se torna en perversión cuando estás a mi lado…

— Si supieras lo que pasa por mi mente ahora, estarías muy contento

— No lo dejes de decir, o expresar al menos, porque eso es lo que a mi me hace seguir este extraño camino

— No me atrevo

— Pues dame tus bragas ahora mismo y ya lo interpreto yo…

— Joder… no puedo!!

— Siempre se puede

— No… no puedo quitarmelas porque llevo medias

— Ya conoces una razón más por la que pido llevar medias y no pantis

— Mierda… joder… eso es lo que digo de la experiencia…

— No te he dado permiso para abrir los ojos…

— Ya.. pero es que se me va todo a la mierda… si no estoy a la altura, si no puedo cumplir

— Ven…

— ¿al baño?

— Cállate

— ¿vas a follarme en el baño?... 

— No… solo a demostrarte que no hay nada imposible. Nadie te ha dicho que me des las bragas en público, pero ahora vas a aguantar que te desnude aunque solo sea para quitarte las bragas, pero si no lo haces tú, lo hago yo

— Nunca nadie me había tenido así en un baño, pero nunca pensé que si acababa desnuda en un baño de un bar, iba a ser solo para que …. ahhhhh

— Cállate… nunca podrás saber qué voy a hacer… y si me apetece tu coño, NO lo voy a dudar

— Ya lo veo, joder…

— Date media vuelta, apoya las manos sobre la puerta

— Bonito culo, señorita

— Todo suyo, Señor…

CHAASSSSSS

— Ahhhh

— Y veo que suena bien

— Dios!!! cómo me pones!!

— Veamos si eso es verdad…

— ahhhhh

— Aguanta… aguanta, no te corras….

— ahhhh, ahhhhh, ahhhhh

— Si veo que te mojas como a mí me gusta

— Coño… si me estás metiendo el dedo… qué quieres?... AAAAHHHH… duele!!

— Veo que nunca te habían pellizcado el coño

— no…

— Y qué sientes?

— … no lo se… morbo

— el dolor no es lo que busco, busco otras cosas

— No me gusta el dolor… pero me gusta haber sentido esto…

— Se consiguen muchas cosas con un pellizco, que te calles, llamarte la atención, que se queden tus labios más sensibles para cuando luego vuelva a tocarte…

— ¿luego?

— Si… levanta el pié que voy a volver a ponerte los pantis, quiero que se mojen

— ¿Me vas a dejar así?

— ¿crees acaso que has merecido más?

— pues… joder… no sé… 

— Nunca has tenido que ganarlo… ¿crees que en este mundo vale con que seas guapa?

— Pues llegados a este punto… no sé qué decir…

— Por lo pronto te lo digo yo… te has quedado sin tus bragas

— Son nuevas

— Pues han sido de una sola puesta, porque cuando pido unas bragas me las dan, pero si tengo que arrancarlas… no se suelen quedar en buen estado

— Estas no las has arrancado

— Mientras no obedezcas el resultado será el mismo… 

CHASSSSS

— Y con el último azote, fuera…

— Buff… nunca pensé que habría hecho algo así, pero una vez llegado a ese punto, tampoco pensaría que me ibas a dejar así… con el café de nuevo en las manos

— No pienses en qué podía haber pasado, piensa solo en lo que has vivido o no aprenderás a disfrutar el momento por pensar en el futuro

— Y todos los encuentros son así… didácticos?

— JAJAJAJA… ¿didácticos? ¿tanto has aprendido ya?

— He aprendido mucho si… nada de pantis, nada de bragas caras, nada de llevar la contraria y que tengo que vivir el momento en vez de desear tu polla en mi coño después de que no me dejes correrme mientras me bates la hucha… todo muy claro

— JAJAJA.. voy a tener que educarte en muchos más aspectos… disciplina, educación…

— Y yo que pensaba que el riesgo iba a ser que iba a acabar chupando sin saber si me iban a corresponder los favores…

— Pues mira… ahí si que te digo que es propio de ser inexperta,, como habías dicho antes, porque mi placer no está solo en la parte física, eso es algo que viene asociado y que evidentemente usaremos como ya has visto, pero es la situación, el morbo, decidir sobre ti y sobre lo que harás, es jugar contigo, cuerpo, mente y alma… no lo olvides. Y además, chupar mi polla hay que ganarselo

— Ya lo he visto… te vendes caro, pero te quedas sin placer, porque eso lo hago muy bien

— No me quedo sin placer, lo dirijo… y nadie te ha dicho que no vayas a acabar desnuda y atada a la escalera de mi casa.

— Ves… si me atas no podré

— JAJAJA… siempre te podré arrodillar y follarte la boca… no te equivoques, si acabas conmigo todo es parte del juego… y todos tus agujeros también, que la parte mental sea imprescindible no quita ni un punto de perversión a la parte física… diría más bien lo contrario, lo potencia, o ¿acaso no te has mojado ahí dentro?

— Me he mojado… no lo dudes, pero eso no quita que no desee más.

— Ni yo que me conforme con lo vivido hasta ahora… pero también me gusta confirmar que tu mente es capaz de procesar los cambios que estás viviendo

— Eres diferente, eso está claro

— No te pregunto cómo soy yo… eso ya lo sé, lo que quiero es saber qué deseas más y estás dispuesta a más pasos

— Haría lo que fuera, confío en tu experiencia

— No se trata de mi experiencia, se trata de si estás dispuesta a sentir un pellizco que te puede doler cuando no te gusta el dolor, si estás dispuesta a que escupa en tu boca porque me apetece o incluso a llegar a cosas extremas que jamás has pensado solo por dar lo que te pido

— Lo estoy, lo estoy deseando, descubrir, aprender y si no me encuentro cómoda con algo puedo decirlo, ¿no?

— Esa es la clave, que a pesar de todo, puedas gozar… porque si no gozas no sería tu sitio

— El dolor que he sentido es cierto que me ha descolocado, pero me gusta ver qué haces, qué pasa, a dónde voy

— Esa es la clave, que confíes en mí, que sepas que lo que hago tiene su razón de ser…

— ¿Y qué razón de ser tiene ese pellizco?

— ¿Notas ahora cómo te late?, una sensación entre excitación y agotamiento

— Algo así… si

— Pues eso busca, aumentar tu sensibilidad, que tengas tu sexo inflamado lo justo para provocar más sensaciones

— ¿Y tú?

— ¿Yo qué?

— No te he ni tocado, ¿no quieres sentir tú?

— No te preocupes por mí, si todo va como parece que va, te voy a follar hasta quedar agotado. Uno de los placeres de una sumisa es ver el placer que da, y eso lo verás

— Y ahora ¿qué tengo que hacer?

— Ahora me voy a sentar a tu lado y te voy a contar al oído una versión de lo que seguramente pasará, aunque también estoy seguro de que luego será algo diferente

— Vale… suena excitante saber qué vas a hacer

— Cierra los ojos

— ¡¡¡Dios!!!. ¡Cómo me puedo excitar solo con esto!

— Concéntrate en mi voz y no hables, simplemente escucha, relaja tu mente, siente…

quiero que te concentres en tu respiración y en el latido de tu corazón, pero quiero que lo sientas en tu coño…

—  Uffff, lo siento…

— Pues ese coño será mío en cuanto salgamos del bar. Te llevaré de la mano hasta el coche, escuchando el sonido de tus tacones a cada paso, apretando tu mano en la mía para que sepas que a partir de hoy vas a ser MÍA, un MÍA que se escribe en mayúsculas porque no es algo que se pueda conseguir sin darlo todo. 

Y cuando entres al coche, lo harás como en las películas, esperando que te abra la puerta, porque hoy no es un día cualquiera donde buscaría tu independencia y tu individualidad, hoy es un día en el que te darás cuenta de que la Dominación empieza con la Caballerosidad extrema, con la atención extrema a las formas más educadas y estrictas; y esa educación que te pediré, empieza por mi, por agasajarte, por hacerte sentir la persona más importante en mi vida, porque serás MÍA y yo cuido lo que me rodea y a quién me rodea.

Y en cuanto entre en el coche te haré saber que me perteneces y que puedo hacer lo que me plazca contigo, con tu cuerpo, con tu coño, con tus tetas, con tu boca, con tu ropa… porque estás en mis dominios y cuando estás en mis dominios te sometes a mis leyes. ¿Estás entendiendo lo que te digo?

— Si

— Si… ¿qué?. No permito que me contestes con un simple monosílabo. Como poco se contesta diciendo: “Si, lo he entendido” y mucho mejor si dices “Sí Señor, lo he comprendido”

— Perdón Mi Señor, no pensé que estas cosas se hacían de verdad, lo había leído y lo había visto escrito en las redes, pero nunca lo había empleado, pensé que era parte de la leyenda negra de la sumisión. Me siento extraña al comportarme así

— No me importa lo que creas o hayas creído, si entras en mis dominios, cumplirás mis normas y en mis dominios el respeto es importante, tanto como la elegancia, la comprensión y el cariño

— ¿Vas a tener muestras de cariño conmigo?

— Tendré más si empleas el Señor y la educación que se corresponde con un título que para ti debe ser el más importante y no creo que tratarme de tú ayude mucho a que te convenzas de la importancia de las formas

— Perdón Mi Señor, no volverá a pasar, le trataré como se merece y como usted me requiera

— Bien.. mucho mejor y para que entiendas mi agradecimiento porque me sientas y me trates con el respeto que mi lugar requiere te dejaré lamer y besar mi pulgar mientras te recorro los labios y acaricio tu lengua… así pequeña… así me gusta ver tu perversión, sin tapujos, sin miedo a besar, sin miedo a expresar tu deseo, pero hazlo con los ojos cerrados, quiero que sólo te centres en lo que te digo que hagas

— Lo siento Mi Señor, los abrí sin darme cuenta, me gusta mirar a los ojos al besar, aunque sea por ahora sus manos

— Tranquila, estás siendo una buena Puta, obediente y complaciente, con su punto pícaro e inteligente, lo necesario para ser mi Puta y no simplemente un capricho

— Quiero ser su Puta, quiero darle todo el placer que usted necesite y más.

— Lo serás cuando lleguemos a mi piso, a mi territorio, a mi castillo, lo serás cuando al entrar te ponga frente al ventanal del salón y te haga poner las manos sobre el frío cristal. Serás mi puta cuando te des cuenta de que nada de lo que hayas hecho hasta ese momento importe, cuando sientas que has vivido y recorrido tu vida solo para llegar a ese instante, cuando sientas mi mano recorrer tu silueta, cuando sientas cómo se adapta a tus curvas, a tu cuerpo desnudo, descubriendo cómo eres, quién vas a ser, cómo vas a vivir…

— Uffffff… nunca me habían hablado así

— Entonces nunca habías sentido lo que significa pertenecer a alguien

—  Nunca Mi Señor

— Quizá haya que pedir ya la cuenta

— Quizá…

— Y quizá debas salir hoy con una cinta negra cegando tus ojos… desde aquí mismo, aprendiendo lo que significa dejarte llevar, lo que significa depender de mi, lo que significa andar con tu cabeza apoyada en mi hombro mientras das pasos firmes segura de que vas por buen camino, simplemente porque te guío

— Siento una mezcla de vergüenza y deseo a la vez, deseo salir de aquí así y a la vez pienso en que me mirará todo el mundo

— La gente no mira tanto como uno cree, cada persona está en su mundo y solo unos pocos son capaces de captar lo que les rodea, pero precisamente estas personas suelen ser las que menos miran con ojos crítico, porque están acostumbradas a ver que la realidad está compuesta por pequeños gestos que nos aportan la vida que vivimos y quién te vea salir así, sonreirá con cierta envidia. 

— Da morbo ver a una pareja cuando sabes qué va a pasar después

— Pero la gente aparta la mirada cuando ve un beso, imagina algo más intenso. Muchos ni se atreven a comentar lo que han visto simplemente por no ser juzgados, simplemente por evitar que les hagan la pregunta de si les parece bien o mal. Por evitar mostrar el deseo de que ocurra o el rechazo a que eso ocurra…

— Yo deseo que ocurra

— Mira para allá… porque te has ganado que te ponga este pañuelo en tus ojos… porque te has ganado que ocurra…

— No hemos pedido la cuenta

— Seguro que el billete que dejo en la mesa cubre lo que hemos tomado… no me voy a ir sin pagar y menos aún cuando los momentos vividos han merecido la pena el pago, incluso pagaría el doble

— Nunca había mirado el coste de una copa desde esa perspectiva

— Levanta y concéntrate en andar a buen ritmo, como si pudieras vez, como si fuera imposible chocarte con nada o con nadie y simplemente deja que mi mano y mi cuerpo te lleven

— Es más complicado de lo que parece

— Te acostumbrarás rápido

— ¿Vamos a hacer esto mucho?

— ¿Ponerte en situaciones fuera de tu zona de confort?

— Sí

— Si quieres que te folle incluso antes de entrar en el coche, si quieres que te apoye en él, te suba el vestido aprovechando que no tienes bragas y te folle… Sí

— Dios… Joder…. Ahhhh.. Ahhhh …Ahhhhh.. AHHHHHH

— Siente lo que has provocado

— No pares, AHHHH…..no pares…

— No te corras putita… que aún hay mucha noche por delante…

— Joder… no me importa correrme más veces en una noches… 

— Pero no disfrutarías de pensar que te han follado incluso antes de besarte

— Ostras… es verdad… nunca me había pasado algo así…

— Entra… entra en el coche y sin bajarte el vestido, que quiero ver cómo gotea tu coño mientras conduzco

— Mantendré bien abiertas las piernas para que haga conmigo lo que desee

— AHHHHH

— No todo va a ser delicado señorita…

— Joder, ya lo veo ya…

— Es que si voy a pasarme los 20-30 minutos que hay hasta mi casa acariciándote, te vas a correr… y yo quiero ver cómo te corres. Prefiero darte ese pellizco para que entiendas que ahora no vas a hacerlo

— Pues no se si lo voy a poder contener

— Confío en que lo hagas…además… hay muchas más cosas con las que quiero jugar de camino

— Uffffff

— Preciosos pezones pequeña…

— Están muy duros y sensibles Mi Señor

— Mete tus dedos el tu coño y llena de esa miel tus pezones… quiero que cuando mi boca los pruebe, su sabor se mezcle con el de tu miel, quiero oler a sexo en cada beso que te de

— Si, Mi Señor… le gusta así…

— No, no me gusta así… quiero la miel que está en lo más profundo de tu cuerpo, quiero ver cómo te metes tus dedos hasta lo más profundo que lleguen

— ¿Así Mi Señor?

— Más… abre más las piernas Mi Puta… te quiero obscena, perversa, provocadora

— Me gusta ser la niñita GUARRA que desea Mi Señor

— Y así será…. ya hemos llegado, espera que te abra la puerta para que puedas seguir así hasta mi casa, hay un coches muy pegado a la puerta, así que sal lento

— Vale

— Y ahora tranquila, hay una pareja esperando a que llegue el ascensor

— ¿Me quito el pañuelo?

— No… veamos qué pasa

— Joder… qué vergüenza…

— Buenas noches

— Buenas noches

— Buenas noches

— Buenas noches

“PING…. puerta abierta”

— ¿A qué piso vais?

— Al cuarto

— Nosotros al quinto

— Vaya jueguecito… ¿no?

— Ya lo veo… ya. Os lo vais a pasar bien

— Si gustáis…

— Está claro que no sois los típicos vecinos del quinto…

— Ella es la primera vez que viene aquí

— Swingers?

— No… No especialmente, es Mi nueva sumisa

— Joder… y lo vas pregonando siempre a la vecindad?

— Solo a quién veo capaz de que lo entienda

— Vaya… gracias, supongo

— No habéis contestado a si gustáis…

— Creo que somos una pareja más normal

— Ella lo era ayer… y mira hoy, en silencio y dispuesta a ser besada por alguien al que no ha visto solo porque yo la ofrezco

— Yo necesitaría antes su aprobación

— ¿No te vale mirar a sus pezones para ver cómo lo está deseando?

— Joder qué rollo tenéis…

“PING…. puerta abierta”

— Disfrutad… y feliz noche

— Lo haremos y si cambiais de opinión ya sabéis…

— Joder… que INTENSO…

— Has sido increíble… en silencio y aceptando lo que fuera

— Nunca me había sentido así… No sabía si era capaz, si eras capaz.. ¿habrías dejado que me besaran antes de hacerlo tú?

— No es el beso lo más importante aquí… es la sensación de que me perteneces

— Pero…

— No hay peros… yo no suelo compartir a mi sumisa, pero si la situación se crea, es por algo, además… está claro que te has excitado y eso es lo que pretendo, hacerte sentir diferente

— ¿Y si vienen?

— No vendrán… hoy tienen una charla entre ellos que sería interesante escuchar. Ella estaba más abierta que él, apenas ni hablaba

— Ya lo he visto. Me ha gustado que me pidiera permiso

— Y a mi que mantuvieras el silencio

— Joder… ha sido intenso

— Y te has ganado que te folle

— No creo que pueda olvidar esta noche nunca

— Al final de la noche ya no serás la niña inexperta que empezó el día

— Creo que tengo mucho que aprender…

¡¡ CRECEMOS CON TUS COMENTARIOS !!

6 Comentarios

  1. Gemma

    Ugghffff intenso y muy divertido,sensual , provocador, siempre con ganas de Massssd…un saludo cordial.

    Responder
    • CasiPerfecto

      Siempre es un placer recibir tus comentarios Gemma, me alegro seguir cubriendo tus expectativas.

      Responder
  2. Evellyn

    Como siempre un excelente escritor, me encanta tus historias, me hace creer que estoy involucrada, me gustaría saber como estas, un gran saludo de tu amiga, en Colombia.

    Responder
    • CasiPerfecto

      Gracias Evellyn. Es un placer escribir para gente que es capaz de hacer suyo el relato…

      Responder
  3. Evellyn

    Como siempre un excelente escritor, me encanta tus historias, me hace creer que estoy involucrada, me gustaría saber como estas, un gran saludo de tu amiga, en Colombia.

    Responder
  4. Bea

    Muy alguien que conozco , sensual lascivo y perverso

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te cambio a mi mujer por la tuya

Iniciarse en este mundo puede ser fruto de una conversación caliente... de esas que no se olvidan...

DOS TREINTA

Te levantas en medio de la noche y te das cuenta que no hay nada que te impida ser FELIZ, no importa tu estado físico, la realidad manda, el deseo es superior...

despertar

El momento del desayuno es a veces el momento en el que realmente despiertas, en el momento en el que todo empieza y donde el día se define...

envidia (ACTUALIZADO)

La envidia y los celos surgen muchas veces fruto del tiempo que dedicamos a otras personas, pero cuando dedicas a tu pareja el tiempo y la perversión necesaria... desaparecen

TODO Cambia… (Alba) capitulo 2

Relato desde el punto de vista de Alba. El capitulo 2 de esta historia en la que Alba poco a poco pasa a formar parte de la vida de su Jefe... visto siempre desde las dos perspectivas

confinados

Cuando una pareja tiene que pasar muchos días confinada en su casa, las rutinas son importantes, pero también saber cómo y cuando romper las normas...

Conociendo a Eva

Conocer el origen de Eva. Su necesidad, su amistad, sus sueños, su punto de partida en este mundo de sensualidad y sexualidad que va a conocer y donde conectará con lo más profundo de tu necesidad...

Compartida… mi mundo cuckold

La primera vez que me lo dijo, reconozco que me enfadé. ¿Por qué iba yo a estar con otro hombre cuando lo que deseaba era hacerle feliz a él?. No lo entendía y la verdad, es que ahora lo comparto, lo comprendo, pero aún no lo entiendo, simplemente he aprendido a...

Jefe

— ¡¡ JEFE !! — entré en su despacho sin llamar.... Al entrar le vi, completamente descolocado, cerrando su pantalla como si yo fuera a poder verla, descolocado, algo poco habitual en él.... ¿estaba?... los pensamientos fluyen muy rápido cuando entras pero en el fondo...

DEPILADA

Hace no demasiados años ser madre soltera o separada era algo complicado, y ahora... también... jajaja. Es cierto que el mundo avanza y que nadie me mira como si vendiera mi cuerpo, pero da igual, hacer de madre y de padre a la vez, de taxista, de cocinera, de ama de...