El mito de “Lolita” es real, muchas chicas acaban fascinadas por un hombre mayor y si bien la mayoría de las veces pasa por una simple fantasía, otras, se convierte en obsesión.

Es cierto que la gran mayoría de los hombres rechazan la idea de ser seducidos por una mujer que pudiera tener la edad de sus hijas, ya que tiende a sacar su lado más paternalista apartando de su mente todo pensamiento erótico de manera automática. Pero ¿se puede seducir a un hombre cuando la diferencia de edad es muy grande?

Por supuesto que se puede. No siempre se consigue puesto que somos personas y no podemos garantizar que el otro nos desee, pero si que podemos jugar con todas nuestras cartas.

La seducción en un juego que también tiene sus puntos clave y sacar lo mejor de ti y anular las barreras es clave para conseguir tu objetivo.

Si eres menor de edad… lo siento, no deberías seguir leyendo, tu sexualidad está en pleno desarrollo y es normal cualquier cosa que sientas, pero legalmente sería un problema tan gordo para el que estoy seguro que no deseas continuar.

Tu objetivo:

Lo más importante es que primero analices qué quieres y qué consecuencias trae. No es lo mismo seducir a un profesor, al padre de una amiga tuya o a tu vecino; y no sólo eso, también y hay muchos factores que también son importantes: ¿Está casado? ¿le conoces? ¿quieres seducirle para una noche o para toda la vida?

Son cuestiones que debes plantearte, porque en algún caso es hasta ilegal en según qué paises y en casos como profesor, tu jefe o tu médico, su posición es de poder, y por lo tanto moralmente discutible. Debes estar dispuesta a asumir las consecuencias, ya que todo acto tiene consecuencias, unas buenas y otras quizá no te gusten tanto; profesores han sido despedidos por conductas parecidas. Pero supongo que si estás leyendo esto, es que estás decidida a seducirle… así que no voy a profundizar más.

Tu objetivo es seducir a un hombre mayor y debes conocer muy bien sus características. No hablo de las físicas, hablo de su mente y de su situación actual. La mayoría de las cosas que decimos aquí son comunes a cualquier tipo de seducción, pero en este caso, es por lo general más importante. Si te comportas como una “cría” te verán como una cría y a sus ojos tienes una edad para ser una cría. Por otro lado debes ser tu misma… tus armas como veremos más adelante son y deben ser naturales, no forzadas o resultarás cómica.

Interésate antes por su vida, su trabajo, sus aficiones y centra tu atención en todas esas cosas en las que coincides con el. Tus diferencias son claras, tienes que crear un vinculo personal de tu a tu, no de mayor a jovencita

Tus armas:

Toda mujer tiene armas de seducción poderosas, unas funcionan mejor con un tipo de hombres y otras con otros, en general el hombre es muy visual, por lo que cierta exhibición no viene nunca mal. En este caso tampoco hay que sobrepasarse, porque si se presiente que estás intentando mostrarte no suele ser bueno, al menos no al principio.

Tu juventud es tan atractiva como peligrosa, asi que controla y explota tus armas. Una camisa holgada sin nada debajo, un botón más suelto. Tiene que ser natural o parecerlo…

La alegría de la juventud es algo que a todos los hombres en general nos atrae, aporta vida, sonrisa, espontaneidad; utilízalo

Tu ingenuidad también es atractiva si la completas con cierta picardía. Si llegas por ejemplo a entablar una conversación sexual, tu falta de experiencia se suple con creces con tus ganas de probar, deja que te enseñe, muestra tu excitación y tu comodidad al estar con el, juega a excitarte ante el, pero con rubor… ese es un potencial tremendo que tiene alguien más joven y es por diferencia de edad, da igual que tengas 20 y tu presa 30 que tu tengas 30 y tu presa 40, normalmente, él tomará el “rol” de experimentado.

Lo importante es que rompas tu estereotipo pero sin dejar de ser tu misma, está claro que si te atraen hombres mayores a ti, es que te sientes con una mente más evolucionada que las personas de tu edad, eso es lo que tiene que ver, cómo te sientes y porqué. Sácalo de su zona de confort y llévalo hablando a un terreno en el que tu sexualidad pueda salir.

Funciona muchas veces la pregunta sobre un tema candente, algo que esté en las noticias, algo que le interese a el. Y desde ahi, saltas a un “qué gusto hablar con alguien que me entienda… me gusta estar contigo, me siento más PERSONA… (puedes decir más mujer, pero te arriesgas más) “, intenta llevar poco a poco la conversación de lo personal a lo sexual y si llegas, empezarás a notar gestos en su cuerpo que indiquen que te está viendo cómo mujer, gestos en la cara, miradas directas a tu cuerpo, cierta incomodidad, humedecerse los labios, desvío de miradas

El momento:

Una vez detectes que ya te mira como una mujer… entonces tu atractivo sexual puede salir a flote. Piernas firmes, piel tersa, labios… todo en ti será un placer para él. No evites el contacto al contrario, toca sus brazos, empújalo suavemente bromeando… coquetea directamente, si sigue el juego, seguramente tengas que acercarte más. En una relación asi, normalmente el no dará ningún paso hasta que no te lances… e incluso una vez lanzada, puede que intente pararte. Las costumbres de la sociedad y su mente le dicen que “eso no está bien” asi que tienes que romperlo a base de intentarlo una y otra vez y respetando a la vez su decisión, lo que te deja en una situación dificil de valorar desde aquí y que tendrás que gestionar con delicadeza, no te preocupes por una negativa, no significa humillación, simplemente que aún no está listo. ¿Puede que jamás lo este?, puede… pero este es tu juego, nadie dijo que fuera sencillo.

Lo más importante de todo esto es que todo el mundo disfrute de una relación posible… ¿es distinta? por supuesto, pero si es tu opción, pelea por tu placer y tu forma de vida.